Aceite de Coco 500 ml Orgánico

  • $7.500


  • Existencia: Disponible

Aceite de coco Orgánico de 1000 mlEl Aceite de Coco Health Natural, es obtenido de la pulpa blanca del coco mediande prensado en frio.Los beneficios del aceite de Coco, es debido a la presencia de ácidos láurico, cáprico, caprílico y ácidos grasos de cadena media, es además un antimicrobiano, antiox...

Aceite de coco Orgánico de 1000 ml


El Aceite de Coco Health Natural, es obtenido de la pulpa blanca del coco mediande prensado en frio.
Los beneficios del aceite de Coco, es debido a la presencia de ácidos láurico, cáprico, caprílico y ácidos grasos de cadena media, es además un antimicrobiano, antioxidante, antifúngico y sus propiedades antibacterianas inherentes dentro del aceite. Nuestro cuerpo convierte el ácido láurico en monolaurina, que lucha contra los virus y las bacterias asociadas con el herpes, la gripe, el VIH, la listeria, el aceite de coco es la sustancia que contiene la mayor cantidad de ácido láurico de la tierra.
A pesar de tener más de 90 por ciento de grasa saturada, la mayoría de los cuales son triglicéridos de cadena media, el ácido láurico es el principal contribuyente a su asimilación. También es rico en ácido linoleico, ácido oleico, poli-fenoles, que son responsables de su fragancia y sabor, vitamina E, vitamina K, hierro y azufre orgánico.

 


Beneficios


Antioxidante
Anti inflamatorio
Aumenta el metabolismo y reduce la celulitis
Hidratante y reparador de la piel y el pelo
Ayuda en caso de eccemas, dermatitis, psoriasis, acné, etc.
Disminuye el riesgo cardiovascular
Ayuda a bajar de peso
Entre otros


                  Consumo 


                  El Aceite de coco puede ser consumido en alimentos (ensaladas, frituras, etc), aplicarse en el cabello y en la piel.




                  Más información
                  El aceite de coco reduce la carga de trabajo sobre el hígado y evita la acumulación de grasa; ayuda a disolver los cálculos renales; es útil en el tratamiento de pancreatitis; ayuda con la fatiga mental masajeando; es eficaz en la utilización de azúcar en la sangre de ese modo la prevención y tratamiento de la diabetes.
                   Debido a que el aceite de coco contiene menos calorías que otros aceites, la grasa se convierte fácilmente en energía, no conduce a una acumulación de grasa en el corazón y las arterias, aumenta la energía y la resistencia, y mejora el rendimiento deportivo.
                  Si el aceite está en su forma sólida y desea utilizarlo de forma tópica, sólo fundirlo a su forma líquida. Usted puede hacer esto poniendo un poco en un intestino delgado y ponerlo al sol, o al poner la botella en agua tibia, o calentar un poco en un recipiente a fuego lento. En ningún caso use un horno de microondas! Un microondas cambiará la composición molecular, como lo hace con los alimentos, y lo hace en algo que el cuerpo no tiene idea de lo que está consumiendo Debido a esto, y a diferencia de otros aceites vegetales, no va a ponerse rancio cuando es sometido al  alto calor.

                  ACEITE DE COCO Y COLON INFLAMABLE

                  Un colon inflamado provoca enfermedades como síndrome de colon irritable (SCI), enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. La incidencia de estas condiciones se ha incrementado enormemente durante los últimos 30 años, siendo más común en los países desarrollados, donde los carbohidratos refinados y medicamentos son usados más frecuentemente. En estas tres patologías se desarrolla inflamaciones en el intestino delgado o grueso, y ocasionalmente quienes la padecen sufren ulceras y crecimientos tumorales. Los síntomas incluyen indigestión, nauseas, dolor abdominal, gases, diarrea y constipación.
                  Los antibióticos han sido usados para tratar los desórdenes de colon inflamado. Con ello los pacientes usualmente experimentan alivio de sus síntomas, pero generalmente este alivio es de corta duración. Cuando se usan antibióticos, las bacterias buenas y malas son aniquiladas, permitiendo que la levadura se multiplique sin inhibiciones, lo que crea un nuevo cuadro de síntomas que los antibióticos no pueden combatir. Si las modificaciones alimentarias y los antibióticos no entregan alivio permanente, la cirugía es la siguiente opción. Esta, sin embargo, no es una cura segura. Incluso después de los segmentos infectados del intestino son retirados, la condición usualmente vuelve, infectando a otras partes del tracto digestivo. Esto es entendible, dado que la cirugía no corrige el problema. El medio ambiente dentro del tracto digestivo esta aun en desequilibrio.
                  Una solución más consiente, es mejorar la salud intestinal, llevándola de vuelta al equilibrio. Para lograrlo, hay que reducir el consumo de dulces y granos refinados, evitar las drogas que matan bacterias amigables y comer alimentos que contengan mayor cantidad de fibra – vegetales, granos integrales y coco. Consumir alimentos fermentados (yogurt, kéfir, chucrut, probióticos y agua) abastece de bacterias amigables. Y lo más importante…USAR ACEITE DE COCO, dado que este mata a las bacterias y levaduras causantes de enfermedades, pero no extermina a las bacterias amigables.
                  Estudios han demostrado que los ácidos grasos de cadena media, presentes en el coco, son eficaces para reducir los daños dentro del tracto intestinal de animales a los que se les ha administrado toxinas potentes. La inflamación se reduce y la respuesta inmunológica a lo largo de la pared intestinal se potencia.
                  En consecuencia, EL ACEITE DE COCO AYUDA A PROTEGER Y SANAR LOS TEJIDOS INFLAMADOS DEL TRACTO DIGESTIVO. Algunas personas han reportado que tomando solo dos cucharadas de aceite de coco al día sienten alivio de sus síntomas de colon irritado. El alivio permanente, requiere un poquito más de esfuerzo.


                  Escribir Opinión

                  Nota: No se permite HTML!
                      Malo           Bueno

                  Productos relacionados

                  Etiquetas: aceite de coco




                  HNatural